MEDICINA CRIMINALÍSTICA

Del libro: Jorge Núñez de Arco, Medicina Legal y Criminalística. Edición de la Universidad san Francisco Xavier de Chuquisaca, Sucre 2007: 266-269

 

1.- INTRODUCCIÓN

La madre de todas las ciencias forenses es la Medicina legal, pero con el tiempo y el empleo de las modernas técnicas forenses, se ha ido creando especialidades, una de ellas es la Criminalística. Hay tantos campos de investigación forense, por ejemplo la antropología forense, la aplicación de antropología física en una escena legal, normalmente para la recuperación e identificación de esqueletos o de restos humanos.   La arqueología forense. La biología forense para el análisis de tipo de sangre, de las huellas genéticas, de fluidos fisiológicos con el propósito de la identificación e individualización.   La entomología forense para el examen de insectos en, y alrededor de los restos humanos para ayudar en la determinación de tiempo o data de muerte. La geología forense se trata de la evidencia del rastro en el formulario de tierras, minerales y petróleos. La odontología forense en el estudio de la singularidad de dentición, en las arcadas dentarias. La patología forense es un campo en que se aplican los principios de medicina y patología para determinar una causa de muerte o lesión en el contexto de una pregunta legal. La toxicología forense en el estudio del efecto de las drogas y en el envenenamiento. En cada una de ellos, se han ido creando campos de especialización o de super- especialización, forense.

 Pero todas usan técnicas de investigación criminalística, aunque su trabajo sea más de laboratorio y su trabajo se demuestre en los informes periciales. Por tanto una de las pocas ciencias, que concurre al escenario de los hechos, es la Medicina y además puede realizar trabajos en la misma escena de los hechos, a este ámbito de trabajo se puede denominar Medicina Criminalística.

 Hay que hacer una gran diferencia entre Medicina criminalística y Medicina Criminológica. La confusión de terminología, ya viene desde hace tiempo. En muchos libros de Criminología, se habla de Criminalística. Por suerte, se ha conseguido separarlas a nivel de docencia. La CEUB, ha permitido que en sus programas de Medicina legal, se añada la criminalística y no en criminología, así como en criminología se ha añadido la Victimologia. 

 La criminalística y la medicina legal, son ciencias auxiliares del ius puniendi, pero no son ciencias penales, ya que tienen, también; ámbitos de actuación en otras áreas del derecho. Pero ni la Medicina legal ni la Criminalística forman parte de la criminología.

 La criminología es una ciencia que alimenta al Derecho Penal, estudia el delito, el delincuente, la victima y el control social, en cambio la criminalística investiga la forma de actuar del delincuente (como se cometió el hecho) e intenta individualizarlo.  

Ahora bien, tampoco se debe confundir los términos de Ciencia Criminalística, Medicina Legal o Policía científica. Para empezar, no tienen, nada que ver con la criminología. Lo que se denomina: Policía Científica, organizaciones dentro de la Policía Nacional y en otros países, F.B.I., Scotland Yard, INTERPOL, etc., están mas ligados a la actividad de la Criminalística. 

 En España, “En la Guardia Civil el término Policía Científica, que en otros países o en otros estamentos tiende a confundirse e incluso a integrarse conjuntamente con el de Criminalística, se reserva de forma exclusiva a aquellos trabajos de investigación científica que se desarrollan en el mismo lugar donde ha ocurrido el hecho presuntamente delictivo, como son la búsqueda, recogida, tratamiento y estudio de vestigios, indicios o pruebas, así como sobre objetos y cuerpo del delito, con el objetivo de conseguir la reconstrucción del hecho y demostrar la participación del autor o autores; dejando la Criminalística, reservado en exclusiva para aquellos trabajos o estudios analíticos basados en los protocolos propios de la investigación criminalística, que sobre los elementos remitidos a estudio se desarrollan en los laboratorios. Igualmente entra dentro de dicha terminología el estudio y experimentación sobre nuevas áreas de investigación, procedimientos o tecnologías que puedan resultar de interés para la ciencia criminalística. De ahí que se diga que la policía científica tiene fines y propósitos casi semejantes a la criminalística, pero sin llegar a lo científico de un laboratorio.” ([1])

  

2.- MEDICINA CRIMINALISTICA.

 En 1850, Victor Hugo, novelista Francés, escribía en su libro: “Los Miserables”, el siguiente aforismo: “la sociedad mantiene irremisiblemente fuera de ella a dos clases de hombres, a los que la atacan y a los que la cuidan”, y más adelante metafóricamente agregaba “el dogo asusta tanto como el lobo”. Porque la investigación criminal no conoció más que los torpes procedimientos denominados en el argot francés “passage a tabac” lo que hoy llamaríamos “hábil interrogatorio” que no es otra cosa que la aplicación de tormentos, llegando a tener en el sistema inquisitivo, la famosa frase de “la confesión es la reina de las pruebas.”

 Pero la idea de la investigación criminal, mejoro con escritores como Arthur Conan Doyle, quien estudió la medicina en la Universidad de Edimburgo, (1876 a 1881) y creo el famoso: Sherlock Holmes, sus novelas eran de ficción pero usando la ciencia forense como uno de sus métodos investigación. Su personaje, no se contentaba con sus deducciones, sino que acudía a los conocimientos de química, física y medicina, para corroborar en su laboratorio todos los datos materiales que pudieran derivarse de cualquier objeto recogido en el lugar del hecho y sus inmediaciones, desde la colilla de un cigarro hasta el barro de las ruedas de un choque.  Es de aceptar que con las novelas de Arthur Conan Doyle, aparecía lo que hoy denominamos: “Indicios”, que tras el trabajo en laboratorio se convierten en “pruebas”.

 Décadas después, la tira cómica Dick Tracy también ofreció el uso de un número considerable de métodos forenses, aunque a veces los métodos eran más imaginativos que posibles. Sin embargo el abogado defensor: Perry Mason usó técnicas forenses, en su serie de televisión. También la serie de la televisión CSI,: La Investigación de Escena de crimen, CSI,: Miami, CSI,: NY, NCIS, los Huesos, y Detective medico, han pintado versiones embellecidas de las actividades de los científicos forenses del siglo XXI.

 La respuesta de la criminalística Moderna al reto del sistema acusatorio, está dada en la formación integral de profesionales multidisciplinarios capaces de analizar un hecho sucedido bajo normas científicas y técnicas basadas en las Normas Internacionales de Estandarización y que sean aceptada dentro del contexto de la Comunidad científica, emitiendo un informe pericial conclusivo; con base en la evidencia recogida en el lugar de los hechos, que sea sustentable,  valorable y estandarizado, de manera que sea una prueba incuestionable técnica y científicamente.

 Se define la medicina criminalística como la ciencia aplicada del dominio de la medicina legal, que permite descubrir, verificar científicamente un hecho y determinar el autor.

 Una de las grandes divisiones que han surgido en la medicina lega, madre de todas las ciencias forenses, es la Medicina Criminalística, que se define como la ciencia aplicada, del dominio de la medicina legal, que permite “descubrir, verificar científicamente un hecho y determinar el hecho y la causa”. Permitiendo el paso desde un hecho biológico a un hecho jurídico en el que un tribunal resuelve con decisiones que se haga lo necesario para recuperar el estado de salud, se indemnice a quien o a quienes sean dañados y se castigue al causante responsable del hecho lesivo. Más allá de esto el juicio penal en ocasiones se complementa con la pericia psiquiátrica especializada para calificar el grado de imputabilidad del enjuiciado como la autopsias psicológica.

 La medicina criminalística opera con principios, procedimientos y técnicas multidisciplinarias en la escena de los hechos, por lo que el perito forense al tener que trabajar con expertos en tan diversas ramas de la ciencia, debe estar en continuo aprendizaje para ser capaz de elaborar un informe pericial, que determine la existencia o participación de elementos físicos o humanos en la producción de un hecho con bases científicas y actualizadas.  

“Medicina criminalística es la especialidad que coadyuva en la investigación de los hechos criminales, empleando el análisis científico y técnico de las evidencias de los delitos perpetrados, de tal manera que contribuyen a esclarecer los hechos, modos, autores y circunstancias en que se cometieron, mediante sus informes periciales.” ([2])

 En resumen; la medicina criminalística, es una parte de la ciencia de la criminalística, que permite el paso desde un hecho biológico a un hecho jurídico con un informe pericial, que será presentado ante un tribunal de forma oral, para que tomen decisiones.

 En la escena de los hechos, siempre que exista un cadáver, debería acudir el medico forense criminalista y el psiquiatra forense. Por lo menos en la actualidad vigente, debería acudir el medico forense, por la importancia de obtener datos e información fidedigna de la escena de los hechos. Este trabajo, la visión e información de la escena de los hechos desde el punto de vista medico, se puede considerar como una sub-especialidad, dentro de lo que se considera la medicina criminalística.   

La investigación en el escenario de la muerte es por tanto una investigación del escenario de los hechos, con el levantamiento del cadáver, junto a la descripción y colecta de evidencias. ([3])

 Medicina criminalística

Requisitos:

Médicos con maestría en medicina legal y forense o Médicos licenciados en criminalistica.

 Ámbitos de actuación:

·             Asesorar  a las autoridades competentes en la realización e interpretación de los resultados de  pruebas criminalísticas relacionadas con manchas, huellas, proyectiles de armas  de fuego entre otras.

·             Asesorar a los fiscales, así como al resto de los organismos auxiliares de la administración de justicia en la interpretación de las pruebas científico-técnicas para esclarecer hechos criminales, civiles y/o  laborales.

·             La Investigación del reconocimiento, identificación e individualización de la evidencia física, colectada en la escena, en orden a preparar la mejor manera de la reconstrucción de la escena para la inspección ocular.

·             Investigación mediante el Estudio de ropas, Estudio de armas, Estudio de vidrios, Estudio de instrumentos del delito, Estudio de manchas: leche, calostro, meconio, semen, orina, saliva, líquido amniótico, etc., en los más diversos objetos materiales: pañuelos, ropa de cama, ropa interior, etc.([4])


 

[1] .- Benigno Zamorano Atienza, General de Brigada. Antiguo Director del Centro de Investigación y Criminalística de la Guardia Civil, Historia de la criminalística en la Guardia Civil, Ed. Instituto Universitario de investigación sobre seguridad interior. España

[2] .-  Jorge Núñez de Arco, (2005) La Autopsia, Sucre: Ed. GTZ,  p.24-25

[3] .- Núñez de Arco, J., Rocabado O., La huella genética: Investigación de los delitos sexuales. Ed. Proyecto Sucre ciudad Universitaria. Sucre, 2005

[4].- Rocabado O., Carvajal H., Núñez de Arco J., Corach D.; (2004) Hacia la normativizacion de criterios de obtencion de evidencias en victimas sobrevivientes de agresion sexual tendiente a la identificacion molecular por analisis de ADN. Rev. Medica. Órgano Oficial del Colegio Medico de La Paz. Vol 10: (2) Mayo - Agosto 2004, pag 75 a 81

 

Para citar este tema.  J. Núñez de Arco. Medicina Legal y Criminalística, edición de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, Sucre 2007:266-269


.